Rihanna – We found Love in a hopeless place

Me gusta mucho el video de Rihanna We found love dirigido por Melina Matsoukas. Es más, me encanta. Y aún diría más, no paro de verlo después de comer para motivarme en el trabajo tras la digestión pesada del infierno seco madrileño. Soy obsesiva con los temas que me gustan y extrañamente calmada con los sujetos que no me entusiasman y por eso, la gente que me conoce bien, desconfía de mi sonrisa amable y educada y de mis ojos calmados si digo que algo me gusta y al poco rato desvío el tema de conversación. Me motivan muchas cosas, pero sino me emocionan no soy la mejor persona que te puede dar ánimos si los necesitas. Pero al menos tienes mi respuesta sincera, aunque sea de forma involuntaria.

Por todo ello conecto muy bien con los temas de la obsesión y del amor fou, del seguir adelante hasta que ya no puedes más, del no dar las cosas por perdidas por mucho que duela, del dar lo mejor y lo peor sin saber cómo será el siguiente paso. Las películas románticas americanas contemporáneas tratan al amor como algo que duele sólo cuando se pierde, pero y a excepción de Blue Valentine, parece que no se han enterado de que lo que más duele es darse cuenta de que una relación se está rompiendo, deteriorándose, yéndose por derroteros que no puedes controlar y que, en el fondo, sabes que no te depararán nada bueno. Y por eso he conectado con este vídeo antes de fijarme en la letra, absolutamente menor que la literatura de las imágenes y del monólogo inicial, que no pienso traducir y que pongo a continuación.

It’s like you’re screaming but no one can hear. You almost feel ashamed that someone could be that important, that without them, you feel like nothing. No one will ever understand how much it hurts. You feel hopeless, like nothing can save you. And when it’s over and it’s gone, you almost wish that you could have all that bad stuff back so you can have the good.

Y lás imágenes nos muestran los subidones y bajones, buenos y malos momentos, secuencias muy plásticas pero también ciertas miradas verdaderas que asoman bajo la estética. Remite a ciertas películas, pues sí y según veáis el vídeo seguro que sois conscientes de ellas, pero el análisis de cualquier material audiovisual no debe sólo remitirse a la comparación con lo modelos de los que parte, sino de lo que se construye partiendo de ellos. Pareciese que hoy en día cualquiera puede comentar un vídeo o una película simplemente citando sus referencias estéticas. Pues me niego a aceptarlo y creo que es un fraude. Si algo es bueno no es porque los modelos de los que bebe son buenos, sino del grado en que transciende a ellos y nos lleva a otro escalón más allá. El lenguaje no es sólo una unión de signos, sino que el todo es más que la suma de sus partes.

Me gusta el montaje, las imágenes, la asociación del amor con el sexo, la violencia y la dependencia, incluso la estética de Rihanna (para ver looks normales me bajo al Mercadona) pero todo ello no sería más que una anécdota sino me hubiese llevado más allá, sino me hubiese tocado algo, sino me hubiese permitido verbalizar lo que he escrito en el blog. Y este es un sentimiento subjetivo que es sólo mío pero que quería compartir con vosotros. Porque me gusta y me divierte. Y a veces obsesiona.

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s