Sin cultura es una dictadura (visión personal del discurso de González Macho en los Goya 2013)

Imagen 16

Hay cosas que no entiendo, dejando al margen sobres, números musicales gilipollescos o que  las mismas películas acaparasen todas las nominaciones, como la petición de González Macho de que la gala no fuese reivindicativa cuando el discurso que preparó si pretendía serlo. Digo pretendía porque la primera vez que lo escuché no acabó de convencerme y una segunda y tercera lectura me han reafirmado mi opinión, por lo que me he animado a escribir este texto para exponer mis reticencias y leer vuestras opiniones.

¿Por qué esa manía de hablar de la sociedad como si fuese un ente en el que no estamos incluidos? No ayuda nada esa forma de expresarse, como si fuésemos folcloricas hablando en tercera persona. El cine, la cultura, forman parte de la sociedad y tenemos que concienciarnos de una vez que todos los ciudadanos somos cultura y que todos podemos ser creadores de cultura, sin tanto clasismo y demás tonterías. Pero si se quiere hablar de cultura, ¿por qué se comienza por la vertiente económica y no por su vertiente social y educativa, como arma de construcción masiva de personas, de conciencia de lucha contra el aborregamiento y como única opción posible junto a la educación para la construcción de un nuevo futuro? Pero si hablamos de industria, vamos a por todas, pero no confundamos de nuevo los términos culpando a la piratería de todos los males del sector y llamando a la defensa de la cultura cuando realmente se quiere hablar de derechos de autor, ese invento americano que obstaculiza una verdadera cultura libre, que no gratis (no nos dejemos confundr por el término ingles free) y que pretende poner coto a un territorio tan vasto. Lo siento pero por ahí no paso, no quiero seguir el juego a las multinacionales del espectáculo que quieren tener para ellos todos los canales de distribución y que prefieren una sociedad iletrada y hueca, que no sepa pensar por si misma y que no cuestione los contenidos que se le ofrecen, sino que los consuma sin más. De un año para otro Internet ha pasado a ser el futuro a ser la opción más coherente, ¿qué ha sucedido?, ¿puede quizás que sean nuestras estructuras de exhibición y distribución las que tengan que espabilarse y trazar estrategias serias y competitivas de una vez por todas? No es realista pensar que el futuro no es factible simplemente porque no se esté lo suficietemente preparado.

¿Qué es la marca España? ¿Una especie de Rosebud susurrada por un Rajoy moribundo? Espero que no se refieran a publicidad tan espantosa como el spot de Campofrío de estas navidades o las noticias que exportamos al resto de europa y del mundo. Y siguiendo por esa misma senda, ¿cuál es la marca del cine español?, ¿o más bien su esbozo?, ¿quienes lo trazan? Porque aunque supuestamente toda la industria está unida en la (de)construcción del cine español, tuits de los sindicatos TACE y ALMA contradicen dicha afirmación, parece que nadie se ha dirigido a ellos como parte integrante de tal familia feliz. El cine español está muy tocado sin el apoyo de las televisiones (tiene bemoles que sólo Intereconomía se atreviese a producir Tadeo Jones), ya veremos cuantas películas se estrenan este año, y estoy de acuerdo que no es patrimonio de ningun partido político, como no lo son ningun ámbito cultural, la educación, la sanidad o la justicia, por lo que me gustaría que se reivindicara más como un derecho, como una identidad que como un simple negocio para el entretenimiento de las masas; con estas palabras no estoy criticando que el hecho de que lo sea, sino que simplemente se dimensione en dicho sentido.

El poema de Miguel Hernández es muy hermoso, pero son sólo unas palabras sabias que maquillan las verdaderas intenciones y que aportan un barniz de legitimidad cultural a un discurso más ecónomico y protestón, que valiente y esperanzador cara a un futuro incierto.

Por último quisiera aprovechar para reivindicar a todos los trabajadores del cine, que se rompen la espalda como el que más, que trabajan no siempre en las mejores condiciones, que no son ni muchos menos millonarios y que tienen que aguantar como año tras año son criticados por ciertos sectores miopes de la sociedad, que mientras por un lado les pide pan y circo, por otro les crucifican por ello. ¿No representa el cine los sueños, los anhelos, vivir todo aquello que nos es imposible? ¿De que comerían muchas revistas, programas, comentaristas sin las alfombras rojas, sin el falso glamour? Porque la mayoría de vestidos y joyas son prestados, al día siguiente vuelven a los camerinos y son sustituidos por los trajes de faena, son un elemento más de atrezzo que no deben distraer sobre el hecho que la gente del cine trabaja, paga hipoteca, sufre, ríe y sueña y tiene tanto derecho como cualquier otro ciudadano a expresar su opinión y a utilizar todas las plataformas a su alcance para clamar contra las injusticias que nos deprimen como país y que nos están llevando al borde de la exasperación.

Discurso íntegro de González Macho en la Gala de Los Goya 2013

Advertisements

One thought on “Sin cultura es una dictadura (visión personal del discurso de González Macho en los Goya 2013)

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s