Mañanas felices de pensamientos erráticos

Hoy me he despertado pronto, ayer me acosté temprano. Pero me he quedado en la cama, observando como la luz iba cambiaba poco a poco a los seres que moramos en la habitación y dándome cuenta que, aunque podría levantarme y hacer muchas cosas para aprovechar la mañana, hacía tiempo que no me dedicaba a pensar o simplemente a dejar vagar mis pensamientos fuera de problemas, trabajos, planes…

Empecé a leer, después cerré el libro, me relajé, fluí  y luego volví a leer. De todo este relax mañanero he sacado dos preguntas, ¿comprender y entender es lo mismo?, ¿preferimos que nos entiendan o que nos comprendan? Cuando iba a clases de cine parecía que la clave de todo consistía en tener una historia que contar y mostrarla de modo que el público pudiera entenderla; con el tiempo mi interés por lo meramente narrativo ha disminuido bastante y me he dado cuenta de que me interesa más comprender una historia que entender su argumento. Todo estas preguntas y reflexiones se relacionan porque el libro que tenía en la mesilla-silla barata del Ikea era Contra la interpretación de Susan Sontag (Bridget Jones estaba en el suelo) que dedica varios de sus escritos al cine. La siguiente pregunta que me asaltó fue acerca de la manera en que vemos la vida, ¿utilizamos un plano general o plano corto? No me refiero a que siempre utilicemos un único plano, sino encontrar cual se repite más  y extraer de ello la relación que tenemos con lo que nos rodea. Si vemos en plano general podríamos pensar que tenemos una visión más de conjunto, más contemplativa, menos dedicada a los detalles… Pero también tiene mucha importancia la duración de nuestro plano, porque si le dedicamos poco tiempo no vamos a poder leer toda la información y su subtexto, y no nos habrá valido para nada nuestra forma de mirar.

Todo estos pensamientos mañaneros no buscan una respuesta, buscan más preguntas que lleven a más ideas. De hecho, este pensamiento errático se manifiesta en la estructura del post. Pero que queréis que os diga, mi orden mental no difiere mucho de una explanada llena de niebla donde las ideas se dejan ver poco a poco y cuando creo alcanzar una de ellas, surge un claro, se destapa otra que me parece más interesante y voy hacia ella veloz sin terminar de asimilar del todo la anterior. Y quería compartirlo con vosotros…

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s