Pequeñas notas de domingo.

El día de ayer  se convirtió en una mezcla perfecta de experiencias que te ayudan a seguir adelante. Partiendo de ese sol que te calienta la cara, los huesos, el alma, que elimina los dolores e ilumina los humores; recordando que la risa no depende de lenguas ni lenguajes y que la música es un potente y a menudo olvidado instrumento de transmisión de nuestra Historia; terminando con el reconocimiento de un dolor, de las miserias que anidan en nuestros interior y de la lucha necesaria, ya no para vencer, sino para lidiar con los demonios diarios.

El problema, más que sentir que el mundo se desmorona, es no encontrar motivos para salir adelante y disfrutar de las pequeñas cosas de la vida, esas que nadie jamás podrá arrancarte y que nunca se deben dejar aparcadas por otras que se consideran más urgentes, pero quizás no tan importantes.

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s