Pesadilla después de Navidad

Los últimos tiempos están siendo muy jodidos para mucha gente, pero solo nos sensibilizamos y reflexionamos de verdad cuando esos casos nos tocan de cerca. Podemos escuchar una y otra vez las cifras del paro, los empleos precarios, los problemas de la sanidad o la educación, pero sino concretizamos esos problemas en personas cercanas, el impacto va a ser nimio, se va a quedar en la superficie compasiva y pacata que gastamos cuando esas noticias no afectan nuestro día a día.

Siempre he creído que querer es poder, que si confías en algo muy intensamente, en un futuro se hará realidad. Y lucho por seguir creyéndolo, aunque el presente no da demasiado pie para ello y aunque todos sabemos que la justicia y lo justo son dos palabras bonitas que cagamos todos los días en la intimidad de nuestros cuartos de baño.

Se habla de generación perdida, pero creo que el matiz que se debiera utilizar es el de desorientada, porque todo lo que hemos escuchado de pequeños, de adolescentes, de adultos, se ha comprobado que es mentira y porque nadie nos ha ayudado a crecer con un plan B, con un por si acaso. No se fomentaba el espíritu crítico, el pensamiento más allá de las normas, no era útil, porque no fabricaba a los ciudadanos del mañana que interesaban a la sociedad. No tenemos creencias religiosas, la filosofía queda relegada al polvo de las estanterías y la ciencia ve tomar su nombre en vano a favor de la tecnología. Nos quedaba un nuevo becerro de oro, el dinero, el consumo que nos alegraba tras un día intenso de trabajo, porque nosotros nos lo merecíamos. Pero ahora ya no tenemos ni eso.

Un día creímos que con esfuerzo y tesón se lograba cualquier cosa, y algunos lo han logrado, pero han dejado olvidados en el camino a quienes no lo hicieron. Porque la vida es muy larga, pero la juventud y la fuerza muy cortas, y es injusto que muchas luces potentes se marchiten simplemente por un bug en el sistema que lo esta llevando al colapso. Todos tenemos culpa, pero de una manera interna y nunca traducida a cifras macroeconómicas, culpa de creer en un desarrollo que en nuestro fuero interno veíamos poco sostenible, culpa de dejarse llevar en lugar de sentarse a pensar, culpa de dejar el poder en manos de gente a cuyos ojos no somos más que números que es preciso ajustar en cada presupuesto anual. Estupendo, somos seres humanos y tenemos fallos, pero parece que solo los grandes gestores pueden presumir de ello sin sufrir las consecuencias.

Y la generación perdida no son solo esos jóvenes que intentan comenzar una vida digna, sino sus padres, los que han pagado la jubilación de los abuelos, los que han pagado los estudios de sus hijos y ven que para ellos esta vedado el bienestar en el que han estado invirtiendo durante las ultimas décadas. Y eso es muy injusto, eso no se dice, no se refleja en ninguna estadística que salga en portada, sino que se arrastra cada día en la vida de unas personas que han dado lo que tenían, y a quienes probablemente no se les devolverá ni una décima parte. Me cabrea porque todo esto les coge a contrapie, con las fuerzas cansadas y su grito no se oye tan fuerte como debería.

Me niego a creer que no hay esperanza, el problema es que mi fe surge de la creencia del  nacimiento de algo nuevo, surgido de entre las cenizas de esta absurda sociedad. El problema es quemarla, el problema es ver quien esta dispuesto a encender la cerilla, el problema es quien va continuar con el fuego para que no se torne en una leve humareda, el problema es no quemarnos todos antes de que esto suceda. Porque toda esta situación nos esta arrancando la creencia en nosotros mismos, en nuestras fuerzas y valías, y sino luchamos por conservarla, entonces si que estaremos perdidos. Pero nuestro yo debiera referirse a un nosotros colectivo, que englobase a las personas cercanas, lejanas, queridas o desconocidos, porque solo así podremos seguir sobreviviendo.

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s