Oiga, ¿es el enemigo? (Gila dixit)

Ilustración publicada en el periódico Diagonal

Deuda pública, deuda privada, déficit, referendum… En poco tiempo hemos tenido que empaparnos de conceptos políticos y económicos que hasta hace poco dejábamos en manos de expertos o en nuestros gobiernos. Pero a mis ojos, la realidad es que esas manos no se mueven para nosotros, ni para la mejora de nuestro país, sino que alimentan a unos mercados que nos ignoran en todo menos en el momento de pedir su porcentaje. No se invertía antes, ahora mucho menos, se estanca el crecimiento y todavía no comprendo como se supone que vamos a pagar las deudas contraídas por no se quién que no me representa, con no se quién que me explota, sino se ponen en marcha planes para generar ese dinero, porque los calcetines del estado no funcionan como las tinajas de las bodas de Caná.

Ayer estuve en la Asamblea de Cultura y no me pase por la Asamblea General ni viví lo que a veces sucede, la tardanza excesiva en llegar a un punto de consenso sobre propuestas que a priori estaban bastante aceptadas. Es lícito el miedo de que el 15M se asocie a partidos, aunque sean minoritarios o a determinados grupos de izquierda, pero también se asocia con movimientos de okupación autogestión como Kasablanca o Tabacalera y eso no parece generar tanta preocupación. Yo parto de que el 15M somos todxs y que todavía falta mucha gente por participar activamente, por lo que hay que sumar y no restar. Lo complicado es no entrar en determinados juegos con elementos sindicales, que con todos mis respetos perdieron ellos solitos su voz y su influencia, harto difícil teniendo en cuenta que estamos blindados a ellos para protestas como Huelgas Generales.

Y claro, ¿cómo cambiar las cosas sino disponemos del poder efectivo para ello? Digo efectivo y no moral porque en casos como la modificación de la constitución, si se llevase a cabo el referendum ciudadano, el resultado seria válido a un nivel consultivo pero no vinculante. A no ser que  lo exijamos, pero todxs juntxs y de verdad, sin desconfianzas… Hemos ido dejando que el poder se nos escape de las manos, ahora debemos luchar para recuperarlo. Y eso exige una verdadera reforma política que los gobiernos no se quieren ni plantear, aunque claro, en realidad todxs sabemos que los que mandan no son ellos.

Mañana estaré a las 19h en Atocha.

Publicado también en Teclas sin Formato.

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s